La copa de licor.

Las comidas son lugares para llegar a acuerdos.

También son lugares para que antiguos compañeros revivan viejos tiempos.

La que parece permanente es la copa de licor.

Cuando se ha comido bien.

Cuando se ha disfrutado de las viandas del vino y la cerveza.

Cuando se ha tomado el postre llega la hora del remate.

Y ése remate lo hace la copa de licor.

Todos estamos satisfechos.

Y ésa copa de licor redondea la jugada.

Y nos prepara para la larga sobremesa.

Donde hablamos de lo que sentimos con sentimiento.

Y como los sentimientos siempre mandan

Esa copa de licor es la más esperada

Y antes de la despedida nos une más.

Y nos deja preparados para la próxima comida anual.