La Navidad.

Necesitamos una excusa.

Una excusa para desearnos felicidad.

Una excusa para abrazarnos.

Y ésa excusa es la Navidad.

Andamos deseosos de amor.

Andamos deseosos de buenas relaciones.

Porque a todos nos gusta llevarnos bien.

Estamos necesitados de amor.

Y todo lo concentramos en la Navidad.

Es la fecha para ello

Por éso nos alegramos.

Por éso nos deseamos felicidad y nos abrazamos.

Incluso olvidamos algunas diferencias.

Que bonito seria prolongar la Navidad.

Que bonito seria desearos felicidad todo el año.

Quizás algún día lo consigamos.

Seríamos más felices.