Estoy perdiendo la memoria.

Queridos poco a poco tengo menos memoria.

Es terrible.

Se empieza por cosas pequeñas.

Por nombres fechas y poco a poco más.

Ahora tengo problemas con las claves de acceso a mi ordenador a mis redes sociales y a mis tarjetas.

Podéis imaginaros la angustia.

Los médicos hacen pruebas.

Los médicos aún no se han pronunciado.

Estoy muy preocupado.

Por ése camino progresivo al final todo termina mal.

Tan mal que es como no existir.

Terminas siendo un vegetal.

Ésto me lo contó un amigo al principio de su enfermedad.

Era un hombre muy brillante.

Hoy no me conoce ni a mi ni a nadie.

El abandonado por su mujer.

Mi mujer me ha abandonado.

Y no pasa nada.

No pasaría nada si yo no la quisiera.

Pero resulta que la quiero.

Yo tenía a mi mujer

Era mi principal apoyo.

Sin embargo yo he sido muy torpe.

Yo no he sido capaz de darme cuenta de que ella no era feliz.

Por éso ha sido un duro golpe.

No sabia que amaba a otro.

¡¡he sido muy torpe!!.

Ahora estoy hundido.

Ahora no puedo quejarme a nadie.

Porque quedaría muy ridículo.

Ahora veo muy difícil mi recuperación.

Porque lo veo todo negro y cuesta arriba.

Quizás algún día pueda remontar el vuelo.

Pero ya nada será como antes.

El corderito

Había un pueblo y en el pueblo una familia que criaba cuidaba y vendía  animales.

Tenían vacas cabras y corderos.

Y la niña pequeña de la casa mantenía una estrecha relación con un corderito.

La niña le hablaba lo acariciaba y pasaban mucho tiempo juntos.

Un día al volver del colegio la niña no encontró su corderito.

El padre por error lo vendió a unos carniceros.

La niña no sabia que hacer en su desesperación.

Lloró y grito desconsoladamente.

El padre no sabia que hacer.

No había teléfonos y tampoco sabia exactamente dónde se habían llevado al corderito.

Estaba todos desolados….

De momento y desde la puerta oyeron beeee beeee beeee. ……

La niña se lanzó a la calle…

Y allí estaba su corderito…

Se abrazaron y lloraron largo rato.

Desde ése día se consideró un milagro la vuelta del corderito.

La niña y el pequeño cordero ya nunca se separaron.

Los colores en la vida.

Hay colores en la vida.

Unos son tristes y otros alegres.

Pasamos la vida con la vista.

Y la vista nos alegra o nos entristece.

Y todo depende de los colores.

No es lo mismo los colores de una primavera tranquila.

Que los colores de un invierno trágico con alguna pérdida familiar.

Los colores nos complementan.

Pueden reducir el dolor.

O agudizar la tristeza.

Nos complementan.

Por éso miremos alrededor la vida se viste de colores.

No nos la perdamos.

La vida es un cuadro.

Y nosotros vivimos en ése cuadro.

No nos lo perdamos.

Todos queremos un mundo mejor.

Todos queremos un mundo mejor.

Pero quizás nos olvidamos de que nosotros formamos parte del mundo.

Y los humanos somos imperfectos.

Por éso ¿podrá existir un mundo perfecto formado por seres imperfectos?.

A todos nos gusta soñar.

Pero hasta los más optimistas tienen que situar ése mundo perfecto en un futuro más o menos lejano.

Hoy por hoy tal y como somos no puede haber mundo perfecto.

Tenemos demasiados defectos tod@s.

Y por poco que pensemos sabemos que debemos mejorar mucho.

Quizás debamos mejorar demasiado.

Y debemos trabajar para el futuro
,
Y quizás en un futuro muy lejano

Podamos encontrar ése mundo bueno con el que soñamos.

El Musulmán.

Yo tengo mi religión.

Es hermana de la vuestra.

Nuestro libro es el Corán.

Muy parecido a vuestra Biblia.

Son religiones hermanas.

Hablan de amor al prójimo aunque tengan páginas violentas.

Pero yo amo la paz.

Igual que los seguidores de la Biblia.

Por éso llamo a la comprensión.

No quiero que me vean como un criminal.

Porque yo no soy un criminal.

Y quiero vivir en paz entre vosotros.

Vuestro mayor tesoro es la libertad.

Por favor defenderla.

Porque nosotros también amamos vuestra libertad.

Sin duda lo más avanzado que tenemos los humanos.

Protegámosla.

Todos somos hermanos.

El enfado.

Uno puede enfadarse con las personas queridas.

Y uno puede enfadarse con los conocidos.

Pero el peor enfado es cuando te enfadas con el mundo.

Porque hay mucha maldad en el mundo.

Porque los poderes reales que dirigen el mundo son demasiado malvados.

Y esos demasiado malvados tienen demasiado poder.

A lo largo de la historia se han desecho de los molestos.

Y siguen haciéndolo.

Por éso estoy enfadado con el mundo.

Pero el mundo esta formado por humanos y los humanos son así.

Al mundo del poder le da igual mi enfado.

Porque ellos están muy por encima.

Y una pequeña gota de agua no inquieta al Océano.

Queridos somos así.

Por éso el mundo no cambiará y seguirá gobernado por el egoísmo y el mal.

Y nosotros manipulados por ésos poderes.

Es nuestro destino querid@s.

El Debate.

Debatir es bueno pero debatir para nada no cambia las cosas.

Salen unos maniquís entrenados.

Y hablan y gesticulan de lo aprendido de memoria.

Es el modo de manipular.

Porque debajo de sus palabras no hay nada que vaya a cambiar las cosas.

Y más que nada porque a nadie le importa cambiar nada.

Lo único que les importa es ocupar el sillón.

En realidad no quieren cambiar nada.

Porque saben que por encima de ellos hay poderes superiores.

Y saben que sí desafían a ésos poderes superiores serán apartados de los posibles sillones.

Y el pueblo ve y escucha.

Y el pueblo también es responsable.

Porque parece que no quiere que nada cambie.

Y al final todos duermen tranquilos.

Porque se engañan diciéndose he encontrado mi candidato.

Y mintiendose se duermen.

Y al día siguiente nada ha cambiado.