Vacaciones.

-Amigo mío ¿dónde vas a ir de vacaciones?, por que la oferta es enorme, y sólo necesitas tener algo de dinero para ir al lugar más exótico y alejado.

-No creas que yo busco lugares exóticos o lejanos, acaso no encontramos en nuestro entorno todas las situaciones del espíritu, y acaso no tenemos acceso a los paisajes más lejanos y curiosos sin movernos de casa.

-Es verdad lo que dices, pero para conocer un país, sus gentes y sus formas de vida no hay nada cómo desplazarte a él.

-Querido amigo, nada humano me es ajeno y te aseguro que no necesito desplazarme a miles de kilómetros para conocer a los humanos, los tengo aquí, muy cerca, en mi lugar habitual, y para cambiar de ambiente sólo necesito recorrer unos pocos kilómetros.

-Eres libre de viajar dónde quieras y más te apetezca, pero yo comprendo a los que desean alejarse miles de kilómetros para luego poder contarlo.

-Yo también los respeto, por supuesto.

-Entonces estamos de acuerdo.