La mejor manera.

A veces hay que decir que no.

A veces nos encontramos en la obligación de ser sinceros.

Y puede ser difícil.

Puede ser muy difícil,  pero hay que decir la verdad aunque duela.

Y tratamos de esperar y disimular y lo retrasamos.

Pero al final no tenemos opción .

Por decencia con nosotros mismos y con la otra persona.

Entonces decimos:

Mira yo te quiero mucho pero tengo a mi mujer y le soy fiel.

Es más no podría engañarle ¿lo comprendes?.

Y la otra persona se resiste.

Y tu lo repites ¿lo entiendes?.

Ella se resiste y tú repites:

Mi vida es mi mujer sin ella yo moriría.

Entonces llorando ella se aleja……