Un riesgo.

Queridos amigos sabéis la enfermedad que padezco.

Es la enfermedad de escribir.

Y tengo miedo de llegar al ridículo pero llega el momento y me lanzo a escribiros.

Y no sé qué voy a contaros.

Y puede sonar a burla,pero no lo puedo evitar.

Quiero deciros algo pero todavía está oculto.

O puede ser simplemente la angustia de un padre querido y anciano.

Hay tanto miedo por perder a mi anciano padre que puede ser una causa de ésta fiebre por no perder contacto con vosotros.

Queridos visitantes desconocidos perdonar si recurro a vosotros.

Yo os quiero y os necesito.