Ansiedad por escribir.

Sigue la fiebre y como veis escribo algo a diario.

El escribir mucho no quiere decir escribir bien.

Ni escribir algo de mérito.

Simplemente el espíritu se llena de ideas desordenadas y tratamos de encontrar algún orden.

Yo os pido disculpas a los fieles por ofrecerles cosas que quizás no les interesen.

Pero tengo que ser sincero y hablaros de lo que siento.

Aunque se trata de una búsqueda desde la oscuridad.

Quizás mañana pueda escribir certezas.

Pero en la oscuridad nada se ve.

Quizás mañana veamos el resultado de éste camino.

Yo lo deseo.

Gracias amigos si habéis llegado hasta aquí.

Triste Soledad.

Todos los hombres y mujeres están sólos.

Y no lo podemos remediar.

Podemos estar rodeados de gente y estamos sólos.

Podemos estar con un perro y estamos sólos.

Podemos vivir en pareja y a veces nos sentimos sólos.

Acaso los humanos fuimos creados como seres solitarios.

No, somos seres sociables y necesitamos relacionarnos con nuestros semejantes, pero al volver a casa nos inunda la soledad.

Y no lo podemos remediar.

Es difícil que no seamos capaces de ver que en lo profundo de nuestro ser estamos sólos.

El amor es nuestro único consuelo.

Y a veces el amor nos convierte en amantes de la soledad.

El amor no puede ser un bastón porque un bastón nos ata.

Y debemos amar como seres libres capaces de dar y recibir.

Perdonar pero a veces escribir libera como el amor.