¿De verdad lo crees?

A veces nos podemos encontrar en situaciones que nos son cuantomenos dudosas.

Pero debemos actuar rápidamente y como si tuviéramos toda la certeza.

Y lo hacemos.

Luego llegamos a casa y nos preguntamos ¿realmente tenia razón? .

Y nos aparece la duda.

Y entonces descubrimos que hemos podido perjudicar seriamente a alguien.

¿Qué solución tiene?.

Ya no hay solución.

Deberemos vivir con ésa culpa siempre.

Y nos decimos ¡¡ no volverá a suceder !!.

Y tratamos de olvidar.

Y ya nunca dormiremos igual.

10 thoughts on “¿De verdad lo crees?

  1. HAY UN DICHO QUERIDO AMIGO EN ARGENTINA QUE DICE:”EL QUE HACE SE EQUIVOCA” Y EL QUE NO HACE NO. TODOS, MUCHOS HEMOS TOMADOS DESICIONES “DE RIESGO” LAS LLAMARÍA, DADA CON LA PREMURA EN QUE DEBIERON SER TOMADAS. CREO JOAQUÍN QUE EL PUNTO PASA POR SABER SI LA DECISIÓN UNO LA TOMO CON FUENA FE, CON LA MEJOR INTENCIÓN. EN ESE CASO UNO ES RESPONSABLE DE LA DESICIÓN, NO CULPABLE. Y DORMIRA TRANQUILO. LA OTRA “CARA DE LA MONEDA” ES CUANDO SE TOMA UNA DECISIÓN CON MAL MALDAD, Y ALLÍ SI CABE LA CULPA DE LLENO. TAMBIÉN CREO QUE MUCHOS DE LOS QUE TOMAS DECSICIONES CON MALDAD, DUERMEN MUY TRANQUILOS – LAMENTABLEMENTE PARA EL RESTO DE LA HUMANIDAD – UN GRAN ABRAZO JOAQUÍN,
    MARCIAL 🙂

    • Gracias Marcial por tus sabias y certeras palabras.
      Y es verdad, hay quien hace el mal a sabiendas y conscientemente y sin embargo no tiene problemas para dormir y como bien dices ésos son los peligrosos…..
      Un Fuerte Abrazo Querido amigo 🙂 .

  2. Tenemos que combatir ese sentimiento de culpa que interesamente nos han inculcado de pequeños. Uno puede equivocarse y tiene que reconocerlo. Pero ni culpar a los demás -esa es otra- ni a uno mismo. Un abrazo: Emilio

  3. ¡Decisiones!, algo que he aprendido en mi corta estancia en el planeta es que podemos mortificarnos mil veces por una “mala decisión”, sin embargo una buena la aplaudimos noventa veces. La “mala decisión” nos quita el sueño, el hambre, nos da estrés, nos encierra en los hubiera, los debería y si mejor. En ese momento de la decisión a nuestros cerebros les pareció una gran idea, dejemos de regañarlo. La siguiente vez intentemos darnos un tiempo para pensar claro. Las consecuencias de nuestra decisión vendrán “buenas o malas” afrontamos con valentía, porque la incertidumbre siempre va a estar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s