Amigos en la distancia.

Hay amistades que son para siempre.

Se conectó en un momento lejano en el tiempo.

Pero se conectó para siempre.

Pasa el tiempo y no te ves.

Pero los lazos estrechados hace tiempo resisten para siempre.

Cuando te ves es como la última vez, nada ha cambiado.

Sabes que tu amigo es el mismo.

Y haya sucedido lo que haya sucedido el sigue igual y tú sigues igual porque todo lo comprendes porque él todo lo comprende.

Por éso hay amistades que vencen el tiempo.

Por éso a ésos amigos siempre se les recibe igual.

Por éso siempre sabes que están ahí.

Y tu también estas ahí para ellos.

Éso es una suerte inmensa.

Éso es nuestra tranquilidad.

Y podemos saber a ciencia cierta que no estamos ni estaremos nunca sólos.

Gracias amigos por estar ahí.