La muchacha de las trenzas largas.

Había en un lugar del bosque una muchacha que tenia unas trenzas largas.

En un pueblo cercano había un muchacho enamorado de ella.

Un día llegó al lugar un joven príncipe con su séquito.

El vecino de la muchacha de las trenzas largas le había dicho:

¿Sabes una cosa? amo tus trenzas largas pero mucho más que a tus trenzas largas te amo a tí.

El príncipe se alojó en la posada de los padres de la muchacha de las trenzas largas.

Cuando el píncipe la vio le dijo ¡¡tienes las más bellas trenzas que jamás he visto y por ellas te quiero!! Vente conmigo y te haré mi esposa.

La muchacha de las trenzas largas le preguntó ¿me quieres por mis trenzas?.

Y el príncipe respondió ¡¡Sí!!.

Entonces ella rechazó su oferta.

Ahora a diario puede verse a la muchacha de las trenzas largas pasear con ése vecino que la quiere por sus trenzas y por ella misma.