Nunca jamás.

Yo era confiado.

Y abría mi corazón con facilidad.

Ahora me lo han dañado.

Y me digo nunca jamás abriré mi corazón

Porque las personas son malas.

Su maldad no tiene límites.

Y tengo que protegerme.

La inocencia termina por perderse y yo la he perdido ahora.

Vivía alegre y confiado

Ahora han acabado con mi alegría y mi confianza.

Ya se que todos los humanos no son iguales

Que existen Buenas personas en las que confiar.

Pero ahora estoy dolido.

Y no creo que esté dolido para siempre porque soy muy consciente de la existencia de la gente buena.

Por éso disculparme sólo por un tiempo.

Porque creo más en los buenos que en los malos

Y los malos no van a enturbiar nuestra relación.

Yo quiero creer en la bondad.

Y estoy seguro que la mayoría de vosotros también .