La enfermedad.

Hemos comenzado a hablar.

Estábamos comiendo y la conversación ha terminado en enfermedades.

En enfermedades nuestras.

En enfermedades de familiares cercanos y queridos.

De los buenos equipos médicos a los que tanto debemos.

Hemos reconocido la buena labor de los profesionales médicos.

Yo no puedo tener queja

Han sido siempre Buenos profesionales.

Y tu coincides conmigo.

Yo debo la vida a los médicos.

Tu padre también.

Y es reconfortante pensar así.

Porque siguen y seguirán tratándome ésos profesionales.

Y a tu padre también.

Posiblemente los buenos equipos médicos sean los que más merezcan nuestros halagos.

Luchan contra el sufrimiento.

Y es justo mostrarles nuestro agradecimiento.

¡¡Cómo pasa el tiempo!!.

Me miro a mi mismo.

Me fijo en el espejo y en mi edad.

Ha pasado mucho tiempo desde que nací.

Mis amigos de infancia están muy lejos en el tiempo.

Las décadas han corrido sin darme cuenta.

Que cantidad de personas queridas ya no están porque el tiempo y la edad se las llevaron.

¿Cuánto tiempo me queda?.

No lo sé ninguno lo sabemos.

Pero ya es mucho menos.

Pero hay que aprovecharlo.

Porque el día a día es importante.

Sabes nos queda un consuelo todos vamos juntos por la vida, cada generación con su generación.

Luego al igual que nos pasaron el relevo nosotros lo pasaremos a nuestros hijos.

Con la conciencia del deber cumplido.

Luego dormiremos para siempre en paz.

La vida bella.

Tengo una vida bella.

O por lo menos me conformo como es.

Estoy con una hija de éste bendito pueblo.

Os quiero a todos.

Os diré que sólo he tomado un café con leche.

No estoy bajo los efectos del alcohol para deciros que os quiero.

Amo éste pueblo.

Le deseo lo mejor a todas sus gentes.

Porque ellas me han recibido y cuidado con afecto del bueno.

Os deseo lo mejor.

Ahora estoy aquí con la hija de éste pueblo y su anciana madre.

Ella la cuida con ternura como siempre me ha cuidado a mí.

Soy muy afortunado.

Gracias querido pueblo.

Gracias a todos.

Os quiero.

No te preocupes estoy aquí.

Sabes antes tenia miedo.

Tenia miedo a la vida.

Y tenia miedo a los brotes de inconsciencia que la vida me otorgó.

Ahora he ganado en seguridad.

Ahora tengo menos miedo.

Y se lo debo a dos mujeres.

Te lo debo a ti y a ella.

Tú sabes que es de ella lo que me tranquiliza.

Os conocéis y la última buena noticia te la dio ella a tí.

Ella es buena.

Tú eres buena.

Y quien gana soy yo.

Soy feliz.

Tengo suerte.

Y pienso en otros hermanos que no la tienen.

Y posiblemente nunca salgan de su oscuridad.

Yo trataré de ayudarles como pueda.

Posiblemente con mi ejemplo.

Posiblemente al mostrarme como estoy como soy para que vean la diferencia entre luz y oscuridad.

De todos modos soy una persona afortunada.

Y éso nadie me lo puede quitar.

La amistad.

Sabes yo soy tu amigo.

Tú vienes a verme porque me consideras tu amigo.

¿Cuanto tiempo estamos sin vernos?

Pues estamos sin vernos años.

Hoy hemos comido y hablado de todo.

Nos hemos puesto al día.

Yo te lo he agradecido porque nuestra química está viva.

Está viva como el primer día viva como siempre.

Tú eres mi amigo.

Yo soy tu amigo.

Siempre seremos amigos y nos queremos y respetamos.

Hemos pasado la prueba del tiempo.

Ya nada nos puede separar.

Ahora tienes que marcharte lejos.

Un Abrazo amigo y hasta siempre.

Mi Hermana.

Somos hijos de los mismos padres.

De la misma madre y del mismo padre.

No tengo la mínima duda.

Somos muy parecidos.

Aunque yo haya vivido sumergido y tu en la superficie del éxito.

Querida allá en aquella bella ciudad dónde todas las chicas andábais locas por el Apache tú rodeada de tus amigas eras sin duda la más bella y delicada.

Hermana la vida y los años pasan.

Pero los hermanos hemos compartido muchas cosas.

Tantas como una vida entera.

Tú siempre has sido mi hermana porque no he tenido otra.

Tienes tu familia y tus hijos son Fuertes como su madre.

Querida la vida a veces es complicada.

La vida a veces nos coge a traición a todos.

Y nos quedamos atrapados en sus redes.

Y no sabemos a quién acudir.

Por éso sólo puedo decir que tú eres mi hermana la única que he tenido y éso en mi vida siempre será así.

Ya soy mayor.

Aunque no estoy cansado

Al contrario es cómo si empezará a vivir.

Querida todo irá bien sin duda.

Y al final la vida se nos escapará como sucede a todos.

Pero qué importa tú siempre serás mi hermana.

La Espera.

Llevo esperando toda una vida.

Espero que al fin aparezca la luz permanente.

Puede ser que todavía no haya comprendido que la vida son luces y sombras.

Pero tengo mi causa.

Tengo mi razón para esperar salir de aquí.

Me dijeron que nunca podría salir de la oscuridad.

Yo me resistí y luché.

Luché con dinero y con voluntad.

Ahora hay más luz en mi vida.

Pero no voy a confundirme.

No voy a creer que es mérito mio.

Porque varias personas son responsables de la luz en mi vida.

Soy obra vuestra y a tí te tengo junto a mi.

Y por las noches nos abriga la misma manta y yo duermo tranquilo.

Mis males se han alejado aunque siguen vivos.

Pero estoy tranquilo os tengo a vosotros.

Y os quiero a todos.

Y tú eres muy especial.

El negro.

No creáis que por ser negro soy muy diferente a vosotros.

Ya sabéis que el corazón de un negro es igual que el de un blanco.

Yo vivía con mi familia.

Y vivíamos mal y con guerra.

Por éso salí de allí y vine con vosotros.

En mi tierra todo es duro y muy difícil.

Mi familia sufre y mi vida corría peligro.

Por éso me decidí.

Yo no sé cual será mi fururo pero tenia que arriesgarme.

Yo solo quiero trabajar en paz.

Quizás a vosotros no os guste pero yo lo necesito.

Es la diferencia entre la vida y la muerte.

¿Tengo derecho de elegir la vida no?.

Perdonar pero necesito ayuda.

¡¡No quiero morir!!.

Perdonar porque soy negro pero de éso no tengo culpa yo.

Gracias y perdonar.

Ya estoy aquí.

Nada peor de lo que he vivido puede sucederme.

Gracias.

El horrible monstruo de las Nieves.

Sabéis vivo sólo en las nieves.

Y sabéis ¿Porqué? .

Porque alguien me llamó horrible y monstruo.

Yo no digo que sea guapo.

Pero digo que tengo corazón.

Nadie me visita y todos me rehuyen.

Sólo por mi fama.

Cuando alguien se acerca trato de saludar pero salen corriendo despavoridos.

Alguien les aviso de que era un monstruo y además horrible.

Me han abandonado.

No se acercan a mi por la fama que me dieron.

Estoy muy triste y solo.

Trato de avisar al mundo de que no soy ni terrible ni monstruo aunque viva en las nieves.

Por favor quien lea ésta carta que avise a todos.

Que les diga que estoy muy sólo y que no soy un monstruo.

Que necesito compañía

Qué no hago mal a nadie.

Por favor no me dejéis morir sólo.

No soy ni monstruo ni horrible

Hacerme caso por favor.

¿Me crees?.

Ya se que en mi estado puedes no creerme.

Ya sé que al llevar un poco de alcohol más de la cuenta encima puedes no hacerme caso.

Pero quiero hablar.

Y sé que por nuestra amistad me escucharás.

Yo sabes que normalmente no bebo.

Hoy lo he hecho.

¿Porqué?¿quería tener valor para comentarte algo?.

Creo que no.

Sólo quería tener valor para decirte que te quiero.

Los dos somos hombres y no tenia valor.

Aquí en el pueblo es delicado decirle a otro hombre que lo quieres.

Yo no soy raro pero te has portado muy bien.

Y quería decirte claramente que te quiero y parece que disimulado con el alcohol parece más justificado.

No entiendo porqué dos hombres no se pueden decir que se quieren sin ser homosexuales.

Son perjuicios de pueblo.

Ya está dicho.

Otro día te lo diré sin alcohol.

Y te aseguro que es bueno.

Éste viejo mundo necesita más amor.

Y el valor de decirlo.