Amigos en la distancia.

Hay amistades que son para siempre.

Se conectó en un momento lejano en el tiempo.

Pero se conectó para siempre.

Pasa el tiempo y no te ves.

Pero los lazos estrechados hace tiempo resisten para siempre.

Cuando te ves es como la última vez, nada ha cambiado.

Sabes que tu amigo es el mismo.

Y haya sucedido lo que haya sucedido el sigue igual y tú sigues igual porque todo lo comprendes porque él todo lo comprende.

Por éso hay amistades que vencen el tiempo.

Por éso a ésos amigos siempre se les recibe igual.

Por éso siempre sabes que están ahí.

Y tu también estas ahí para ellos.

Éso es una suerte inmensa.

Éso es nuestra tranquilidad.

Y podemos saber a ciencia cierta que no estamos ni estaremos nunca sólos.

Gracias amigos por estar ahí.

El aislado.

Puede suceder que estés aislado.

Puede suceder que tengas pocas relaciones.

Si es así opina poco.

Si es así estate escondido.

Porque si estas aislado y te atreves a opinar te arriesgas a ser despellejado.

Escucha antes de opinar relaciónate.

Porque la soledad no es buena para opinar.

Y debes aprender que un solitario que opine líbremente se arriesga a morir apedreado.

Querido cuídate y ralaciónate antes de opinar líbremente.

En caso contrario puedes morir bajo las críticas.

Cuídate amigo.

Que tu libertad sea respetada.

Te lo deseo de corazón.

Que tengas suerte querido.

En la intimidad.

Ha habido grandes hombres.

Grandes hombres que han hecho una gran obra.

En literatura en pintura en política etc etc… grandes obras.

Pero ésos grandes hombres tienen su vida privada.

Y puede suceder que su gran obra no se corresponda con su vida íntima.

Y en su vida íntima ésos grandes hombres tengan muchos defectos.

Somos humanos

Y los humanos tenemos nuestras debilidades.

No creamos que nadie es perfecto.

Porque ningún ser humano es perfecto.

Queridos sólo podemos coger y aprovechar lo bueno de los demás.

Lo malo debemos descartarlo.

Queridos nadie es perfecto

Éso nunca debemos olvidarlo.

El iluso.

Yo siempre he pensado que la bondad siempre vence a la maldad.

Y pensaba en buenos logros.

Luego fui dándome cuenta que entre vecinos existe rivalidad.

Y no sólo es rivalidad.

Ésa rivalidad llega hasta el odio.

¿Si en un lugar pequeño los odios impiden el entendimiento.?

¿Cómo podemos soñar en un mundo en paz?.

Voy creciendo y conociendo

Mi especie humana es compleja.

Y los odios y envidias son difíciles de combatir, por éso estoy triste.

Lo tenemos difícil.

Y yo que pensaba y soñaba en el entendimiento y en la buena intención.

Ahora sé que la buena intención entre todos (aunque sean pocos) es una utopía.

Y la utopía es muy difícil o casi imposible de conseguir.

¿Dónde estará el líder que nos una?.

Lo necesitamos y aparecerá.

Ojalá aparezca pronto.

Mi querido Blog

Hace un tiempo necesité y quise comunicarme con el mundo.

Y me hice un blog.

Y comencé a escribir.

Al principio eran pocas personas con las que podía comunicarme.

Luego aparecieron poco a poco mis compañeros de blogs.

Mis queridos compañeros de blogs y yo les ponía comentarios y ellos me los ponían a mi.

Y yo aprendía de ellos y ellos me conocían.

Ahora tengo quien lee mis escritos.

Y mi blog es importante para mi.

Quiero agradeceros a los blogs amigos y a los lectores de éste rincón vuestra compañía.

Sois muy importantes para mi.

Un Fuerte Abrazo a tod@s.

El lujo.

He vivido los dos ambientes.

El del lujo y el normal.

¿Sabéis lo que distinguía uno de otro?.

Lo distinguía las personas.

Lo distinguía  el afecto y el cariño.

¿De qué le sirve a un hombre o a una mujer vivir en el lujo?.

No sirven de nada los cubiertos caros los hoteles o los lugares de lujo si no pueden sentir el afecto de los que le rodean.

Amigos valorar a las personas que os quieren.

Valorarlas porque no tienen precio.

Más vale un simple bocadillo con amor que el manjar más lujoso sin amor.

Queridos busquemos primero el amor.

Y lo demás nos será añadido como recompensa.

El número.

Yo tenía mi número de lotería.

Y estaba ilusionado porque si me tocaba acabaría con muchos problemas.

Y de vez en cuando lo sacaba de mi cartera y lo miraba y acariciaba.

Y me decía ¡¡Qué bonito número!! Seguro que me toca.

Y soñaba y soñaba.

Cada día deseaba más que llegará el día del sorteo.

Por fin llegó el sorteo.

El mundo se desplomó encima de mí.

No podía creerlo.

Mi número el número más bonito no fué premiado.

Mis sueños desaparecieron.

Ahora no juego a las loterías.

Ahora trabajo Fuerte y ahorro.

Y ¿sabes una cosa? ésta es la mejor lotería el trabajo y el ahorro.

No he vuelto a comprar ninguna lotería.

Y vivo en paz.